miércoles, 22 de diciembre de 2010

Pecado nefando*

Así se llamaba en la inquisición a la homosexualidad, pese a lo cual en el renacimiento, floreció en toda su expresión, como renacieron las artes, las letras y el pensamiento. El desarrollo del capitalismo, posteriormente, junto con la expansión que ya habían afianzado las iglesias católica y protestante dentro de su papel en la acumulación del capital, coronó a los imperios contemporáneos de un sólido constructo cultural, donde el deseo humano, la expresión de su raíz más sensible (y al decir sensible, pienso en el idioma inglés que no discrimina sensaciones de la sensibilidad), en pos de la idea de éxito, machista y dominante.

Es de admirarse cómo en Ecuador las ideas con las que la iglesia católica regía en el medioevo por sobre ciencia y tecnología, no han dejado de gobernar. En nuestra pintoresca idiosincrasia se pueden expresar valores inquisitoriales, lengua española vernácula y ciertos platos típicos, muy sabrosos por cierto, donde sangre, tripas y corazones humean con la mejor de las correcciones políticas contemporáneas y la tecnoburocracia del siglo XXI. Ahora, aunque el Kichwa no fue elevado a lengua oficial, alardeamos, sobretodo en el gobierno, para descifrar y militar en una idea de Sumak Kawsay de la que poco sabemos, poco conocemos y poco aprendemos, mientras se sige negando el lugar de jerarquía lingüística que el castellano ostenta. Así, muchas incoherencias de forma parecieran que no se relacionan, pero abundan en las grandes directrices de quien gobierna sobre y con la bandera verde de Carondelet.

Veamos.

El seis de septiembre de este año, el ministerio de salud, expide el REGLAMENTO CONTROL A CENTROS DE RECUPERACION A PERSONAS CON ADICCION, la fecha es la de su publicación en el Registro Oficial. Dicho reglamento se expide con la intención de regular el funcionamiento de estos centros. Su promulgación revela un espectro de la política anecdóticamente inclusiva de este gobierno. Digo anecdótica porque al igual que en la Constitución de Montecristi, donde un libérrimo abreboca nos oferta vivir en un país donde se garantiza la igualdad y los derechos fundamentales para todas y todos, más adelante, cuando tiene que hablar de matrimonio, se les niega ese derecho a los ciudadanos homosexuales, y ni que decir tiene la absoluta invisibilidad para los transgeneristas (ciudadanas y ciudadanos con diversa identidad de género), quienes pareciera que no tienen derecho a encontrar una pareja, casarse y procrear o en el peor de los casos adoptar. No obstante, en este país, en la actualidad, es políticamente incorrecto decir que no disfrutamos de una igualdad socialista.

Al mencionado decreto, que tiene a mal firmarlo la Ministra de Salud encargada, Doctora Ximena Abarca, le sobran contradicciones y además incurre torpemente en violaciones a la lógica de los derechos humanos más simple. Empieza, en los considerandos mencionando la, muy real, exclusión de la homosexualidad del manual de enfermedades psiquiátricas de Estados Unidos, canon de normalización en la sociedad capitalista occidental, pero en el artículo NUEVE, dice que “se fomentará la creación de centros especializados para su tratamiento, así como de pacientes duales (psiquiátricos adictos), adolescentes con trastornos conductuales y de personas con trastornos en su identidad u orientación sexual primaria a su adicción…”

La silenciada asambleísta alterna Sandra Álvarez, inquirió duramente en un correo electrónico a activistas y organizaciones GLBT ecuatorianas, de mediados de septiembre: ¿Qué consideran las personas responsables de la redacción de este documento como trastornos en su identidad u orientación sexual primaria?

Los movimientos homosexuales del mundo entero están de pie, trabajando en conjunto en el proyecto STOP2012, año en el que se revisará de nuevo el mencionado manual americano de patologización para abolir de sus lista a la transexualidad. Si, los homosexuales luchan por esta causa es precisamente porque en un país del primer mundo o en una banana republic tanto ciudadanas y ciudadanos con distinta orientación sexual o identidad de género pueden sufrir esta discriminación que el Ministrio de Salud de nuestro país está cometiendo y de la que quieren salir de rositas.

La existencia de clínicas de desomosexualización, en Ecuador, es un hecho.

Al margen de vuestra rectificación, señores y señoras del Ministerio de Salud, deben asumir ustedes y todo este gobierno que: o se es militante de los derechos fundamentales o simplemente se es el cómico que caricaturiza y margina al ser humano.






*Columna de opinión publicada en la Revista Vanguardia n271.


domingo, 19 de diciembre de 2010

rotando alrededor del sol

"And words are futile devices..."





martes, 7 de diciembre de 2010

Y queda menos...

lunes, 1 de noviembre de 2010

TRANSLATINAS
Las homosexualidades se documentan.*


Una reseña sobre el próximo festival ecuatoriano de cine GLBTI, El Lugar Sin Límites.

A mí, en el colegio, me llamaban reinita. Hice mi secundaria en el colegio Mejía y pese a lo que todo el mundo piensa, la experiencia me ha dejado los mejores recuerdos además de una sólida formación académica. Y no, no fui víctima de bulling ni acoso por mi incipiente homosexualidad que apenas daba visos de salir del armario. Tampoco es que yo hubiese tenido las cosas claras para esa época, sin embargo para mis compañeros, parece que esta cualidad mía les era evidente. Ellos nunca utilizaron el epíteto de manera agresiva ni humillante, todo lo contrario, este mote con el que terminaron por nombrarme en el último año de estudios nació del afecto estudiantil que alimentamos durante los seis años de estudio. Mis compañeros, la gran mayoría gente humilde, de hogares pobres, eran la expresión de lo que la vida luego me depararía. Eran, desde luego, expresión de la sociedad que quedaba puertas para afuera del colegio; así también, había un grupo de “amigos” de los que ahora han terminado por autodenominarse gente de izquierda, quienes, recientemente, han sido capaces de mostrar la mayor de las homofobias y agresiones que he podido soportar por causa de mi orientación sexual.

A JIHAD FOR LOVE, un filme de Parvez Sharma

Es bien conocido que el articulista que suscribe estas líneas gusta de vestirse de mujer de vez en vez. Es esta situación una expresión de la homosexualidad por regla general, se preguntará el lector (o quizá lo afirmará); sin embargo, lo que este largo introito intenta es explicar las diversas raíces que las expresiones de las orientaciones sexuales y las identidades de género tienen y la multiplicidad de sitios donde pueden ir a parar. La sexualidad humana es un asunto complejo que no se puede resolver en tres palabras.

A JIHAD FOR LOVE, un filme de Parvez Sharma

La segunda edición del festival El Lugar Sin Límites viene bien surtida de una larga lista de películas largometrajes de ficción y documentales así como de cortometrajes que cuenta incluso con una sección pequeña, pero nutrida de producción cinematográfica de factura nacional. En esta edición, tomo los documentales como referencia necesaria y como una cita impostergable que cualquier lector de cine, cualquier persona de cultura no puede saltarse bajo ningún punto de vista.

CITY OF BORDERS, un filme de Yun Suh

Translatinas es un documental de la firma de Felipe Degregori y cuenta fundamentalmente una realidad que no nos es ajena ni siquiera a nuestras miradas de la cotidianidad, aunque muestra el día a día de las transgeneristas en una ciudad peruana, Lima, y que es una pieza cinematográfica necesaria y pertinente, como la que más, en toda la programación del festival.

CITY OF BORDERS, un filme de Yun Suh

Transgeneristas. Así se llama a sí misma Norma Mejía, una realizadora cinematográfica colombiana que nació y fue educada como varón, pero que cuando fue a París a estudiar cine, exploró por los caminos de las travestis y transexuales, estudió Derecho, fue prostituta y finalmente se doctoró en Antropología, con el galardón Suma Cum Laude en la Universidad de Barcelona en 2006. Norma no está en el documental, sin embargo, su libro(1) y mi intento de etnografía extrema del comienzo de este artículo, acercan al lector la noción compleja del concepto transgenerismos.



CITY OF BORDERS, un filme de Yun Suh

Y es que justamente ahora, en nuestro país, cuando se está promulgando un decreto que da carta abierta a la creación de centros de deshomosexualización, encubiertos dentro de otros de tratamiento de adicciones, en un intento más por condenar, estigmatizar y finalmente como está de última moda en todo el mundo, psiquiatrizar y patologizar a las diversidades sexuales, es digno de reseñar y dar impulso a un festival de cine que intenta diversificar la mirada sobre el otro.

Es muy difícil, desde el arte, desde la ficción intentar esta lucha. Lamentablemente, colonizados por occidente, la razón es el arma que necesitamos usar para defendernos de la agresión que humilla a los que estamos en el otro lado de la frontera de las homosexualidades. Por eso, esta vez y cada vez más, las homosexualidades se documentan y de una manera hermosa, se muestran en una pantalla de cine.


Otras películas documentales que militan en los bordes de los bordes y engrosan la interesante programación de este festival son: The Butch Factor, City of Borders y A Jihad for Love, entre un largo y nutrido etcétera.






______________________
1 MEJÍA, Norma. TRANSGENERISMOS Una experiencia transexual desde la perspectiva antropológica. Ediciones Bellaterra. Barcelona 2007


*Artículo publicado en la revista OCHOYMEDIO de noviembre de 2010

El mundo en rumbo de colision




Link

sábado, 30 de octubre de 2010

horas de la noche

ojalá no pudiera recordar nada y todo sea un eterno ahora.



martes, 26 de octubre de 2010

y el cuerpo...

viernes, 22 de octubre de 2010

La lluvia, lluvia, luvia...


sábado, 16 de octubre de 2010

ECUADOR: LA CIA YA ES DE TODOS

A Eva Golinger con “infinito amor”

“En América Latina una estrategia de gobiernos corruptos y autoritarios ha sido acusar a la oposición de ser agentes de la CIA,

para luego perseguirlos e incluso eliminarlos”

“Un solo disparo me pudo alejar de tu sonrisa, pero ahí te dejo veinte

tiros en mi cuerpo para que sepas porque me mataron”

invitado: Fernando Villavicencio V.

fevillavi@yahoo.es

La izquierda latinoamericana desde la década de los sesenta del siglo veinte, viene enfrentando una doble crueldad: el ataque visible, directo al corazón, con enemigos de frente; y también el otro, el más temible, el de la criminalización escondida y estigmatización cobarde, proveniente de las propias filas de una izquierda que piensa con el parietal derecho y lanza elegantes hienas a silenciar la voz de los distintos. Son almirantes de la palabra, eunucos del fusil, adoradores de insectos, coleccionistas de lápidas, convertidos en pesquisas intelectuales del socialismo del siglo 21.

Ahora han vuelto a su faena de ponerle marco teórico al pillaje, a bautizar a un engendro de la historia: “Revolución Ciudadana”, condecorándolo como el emblema de la liberación del Ecuador. Cofradías de adoradores de las zurdas oficiales latinoamericanas, destilan saliva de adoración al “Señor Presidente[1]”, fugado de la obra de Miguel Angel Asturias.

Acostumbrados a jugar a la rayuela en Marte, estos coleccionistas de tragedias, han desempolvado a Philip Agee[2], y con habilidad de pistolero ciego van marcando a sus nuevas víctimas, como agentes de la CIA: líderes indígenas, sindicales, pensadores libres, escritores, organizaciones históricas de izquierda, movimientos sociales, dignos seres de arcilla popular, aparecen enrolando los registros “clasificados” de la Central de Inteligencia Americana CIA, por el delito de seguir creyendo en una luz que no enceguezca.

Luego del fallido “Golpe de Estado del Cabo Cotonete[3]” del 30 S, una corporación internacional, liderada por la ciudadana americana-venezolana, Eva Golinger, asumida en biógrafa del Presidente Hugo Chávez, ha hilvanado la defensa del Presidente Rafael Correa, disparando el infaltable “sedimento verbal”, con el conocido estilo de los pajes de Stalin, convocando murciélagos a la casa para espantar las ratas, sin más argumentos que un cementerio de simplezas y veneno recargado. Respecto al “golpe de estado” la realidad los está destrozando, aquí lo que se armó fue un “golpe de efecto”, liderado por “El Señor Presidente”, para cubrir la corrupción babilónica. De la oferta de muerte cruzada solo quedaron muertos cruzados, del ejército y la policía, sacrificados por el delirio extravagante del Comandante en Jefe, que de rehén del Regimiento Quito[4], pasó a convertirse en rehén de la Recoleta[5].

Dice usted compañera Eva, que la derecha, el imperialismo y la CIA estuvieron tras el golpe del 30 de septiembre, significa eso que se trató de un autogolpe, porque cualquier ciudadano medianamente informado y sin retorcidos intereses, reconocerá que la derecha de pedigrí, la crema de la partidocracia corrupta y los apóstoles de los imperios y subimperios, comen y duermen en Carondelet, mientras refrendan los más apetitosos contratos públicos y se distribuyen utilidades.

Señorita Golinger, cuando venga a Ecuador le presentaré a Alexis Mera[6], la mano izquierda de Rafael Correa, el hombre aún huele a Cortijo[7] y a Febres Cordero. Juntos pasaremos lista al ochenta por ciento del gabinete correísta, usted notará en sus rostros más de treinta años de neoliberalismo y corrupción. Y también me permitiré presentarle al sub grupo revolucionario “Ruptura de los 25”, conocidos en Ecuador como “los chicos de USAID”, sigla que usted pronuncia con facilidad.

Eva, venga a Ecuador, no de turismo bolivariano, venga a dormir el desempleo de miles de trabajadores públicos despedidos por su ídolo; venga a probar la “caridad socialista” de 30 dólares mensuales del bono solidario; venga compañera, a sumarse a los cedros, caobas y chontaduros que defienden el Parque Yasuní y a los humanos fantasmas no contactados, frente a las perforadoras del Coronel Quarich[8]; venga, le recibirán los niños de Dayuma[9], aún guardan casquillitos de fusil; venga a Molleturo, le espera Carlos Pérez[10] y más de veinte terroristas del agua; venga a bañarse en los ríos de Tenguel[11], el olor a mercurio le recordará el rostro metálico del Ministro Galo Borja, de la minera PazBorja. Le temblará el pulso cuando salude con el Gerente de Petroecuador, Vicealmirante Manuel Zapater, acusado por la Comisión de la Verdad, del asesinato de dos compatriotas.

Le invito señorita Golinger a pasar una noche de manjares en la casa de Marco Bone, en el Guasmo[12] guayaquileño, para hablar de macro economía y contarle del despojo a nuestra patria en los convenios petroleros con Venezuela; para entregarle los contratos de créditos chinos al 7% de interés, pagado con petróleo barato. Venga a Ecuador, Eva, ojalá usted me pueda informar a dónde van los barcos con petróleo ecuatoriano entregados a dedo a PDVSA de Venezuela, ANCAP de Uruguay y PETROCHINA, ¿sabía usted compañera, que esos barquitos nunca llegan a su destino y que ese petróleo lo comercializa el trader “mafioso” TRAFIGURA de Marc Rich, representado en Ecuador por el poderoso buffete socialcristiano González&Peñaherrera?

Venga a mi Ecuador “socialista”, con petróleo privatizado al estilo chino, brasilero, indonesio, venezolano, ruso y coreano; traerá su móvil u ordenador propio con skipe, porque aquí la telefonía celular es una de las más costosas de la región, gracias a que su líder socialista, renovó el contrato a América Móvil del también “socialista” Carlos Slim. Por favor, traerá pañuelo para llorar en la frontera, junto a cuarenta mil desplazados y a catorce mil soldados ecuatorianos movilizados por Correa para servir de yunque en el Plan Colombia.

Cuando esté por acá, también le contaré que el régimen de su ídolo, amnistió al ex Presidente derechista GustavoNoboa, implicado en negociados de deuda externa y petróleo; le pasaré el dato que el gobierno revolucionario levantó la orden de prisión contra el ex Presidente Jamil Mahuad, autor del atraco de 8 mil millones de dólares en el feriado bancario del año 1999; de paso le informaré que su Presidente acaba de pedir amnistía para el gerente del neoliberalismo, prófugo de la justicia Alberto Dahik. Como verá hay muchas cosas que contarle, por favor venga a mi país socialista.

Compañera, la infamia jamás servirá de pretexto para esconder errores y traiciones, esa estrategia ha cobrado muchas vidas en el continente, hoy solo quisiera recordar la pérdida de Roque Dalton, salvadoreño de El Salvador, puntero izquierdo en todos los partidos de la vida, tres veces salvado de morir fusilado por el lado derecho, no pudo salvarse de la bala dirigida por la izquierda. A Roque, el poeta capaz de curar la injusticia social con una aspirina del tamaño del sol, sus propios "compañeros”, le publicaron el último verso, a balazos. Ese día hace 35 años el poeta dejó de morir.

Roque Dalton, activista de la alegría, poeta de la economía, fue fusilado por orden de Joaquín Villalobos, líder guerrillero de la “izquierda revolucionaria” de El Salvador, acusado de ser agente de la CIA, trotskista y enemigo de la revolución. De sus huesos nadie sabe el paradero, pero sí, del destino de quien a tiros publicó su muerte, Joaquín Villalobos, de la boina del Che se convirtió en asesor de estrategias militares del ex Presidente Álvaro Uribe de Colombia, y ahora funge de lo mismo en el Gobierno de Felipe Calderón de México, dos regímenes de “izquierda revolucionaria”, dirá usted, señorita Eva.

A quienes vayan tras los huesos de Dalton, en Centroamérica, en los llanos, en los andes y en las grandes plazas de Latinoamérica, por favor, cuídense de esa derecha que dispara por la izquierda, en nombre del “socialismo del siglo 21”. La certeza que nos queda es que los Villalobos post modernos apoltronados en los cortijos del poder, pronto encontrarán su destino, muy lejos de los versos, de los huesos, del polvo enamorado de Roque Dalton.

A algunos cuando nos tocan el dolor ajeno con el dedo infesto de la temeridad, nos tocan el zafiro encantado de la rebelión. Aún andamos en la lista de los vivos, por si alguna zancadilla adelanta nuestro final, invocaré la confesión de un viejo amigo al que hasta hoy le sigue esperando su compañera de vida, para bailar la victoria de la humanidad: “Mi amor un solo disparo me pudo alejar de tu sonrisa, pero ahí te dejo veinte tiros en mi cuerpo para que sepas porque me mataron”. Para Eva desde Quito, con infinito amor.



[1] El Señor Presidente: obra de Miguel Angel Asturias

[2] Philip Agee: ex agente de la CIA, autor del libro la CIA en el Ecuador.

[3] Cabo Cotonete: personaje creado por el actor Carlos Michelena.

[4] Regimiento Quito: cuartel policial donde se insurreccionó la tropa el 30 de septiembre de 2010.

[5] Recoleta: zona de Quito, donde está ubicado el Ministerio de Defensa Nacional.

[6] Alexis Mera: Secretario de la Presidencia de la República, ex asesor de Febres Cordero.

[7] Cortijo: el Campo David de León Febres Cordero.

[8] Coronel Quarich: personaje depredador de la película AVATAR.

[9] Dayuma: pueblo amazónico atacado por más de 700 militares y policías del gobierno de Rafael Correa.

[10] Carlos Pérez: lider ecuatoriano defensor del agua, acusado por terrorismo.

[11] Tenguel: parroquia rural del catón Guayaquil, que tiene cuatro ríos muertos producto de la contaminación minera.

[12] Guasmo: barrio popular de Guayaquil.

martes, 12 de octubre de 2010

Planetario
El océano que rodea al mundo.*


Un hombre cae al mar, El universo empieza. Después de perder el amor, en medio de las refriegas sangrientas de una guerra civil, éste hombre se convierte en el más denostado príncipe que narra y es parte de la historia del mundo. Los ciclos históricos son, cada vez más, loops que, desincrónicamente, se narran y narran la vida del ser humano desde la cosmología particular de la recóndita Asia.

Entre Dos Mundos (cuyo título original es Ahasin Wetei), es la cinta de el realizador srilanqués Vimukthi Jayasundara, que se ha alzado con la Cámara de Oro del pasado festival del Cannes y el León de Oro de Venecia, se perfila como la pieza más sólida de la programación de Cerolatitud, Obra maestra que junta o, mejor todavía, inspira la línea curatorial de la sección internacional Planetario, que en esta edición del festival, se abre más allá de las fronteras de Latinoamérica, sin negar la profunda y sólida apuesta que el cine de este, nuestro continente, plantea al panorama internacional.


La gran mayoría de producciones parten de estas tierras con mirada puesta en el gran mercado europeo y norteamericano, o a su vez, son anfitrionas, como en el caso de Tetro, de Francis Ford Coppola, un delicioso melodrama con anclajes hispanos, donde se puede observar un irreverente homenaje a la filmografía de Pedro Almodóvar, que el realizador de Apocalypse Now le hace al español -Carmen Maura incluida en el papel de una excéntrica literata corrupta y mafiosa, Todo sobre mi padre, podría llamarse esta producción que se asemeja a la temática almodovariana de la hipérbole con una fina, y no exenta de carga, estética kistch. Otra vez dos mundos, pero aquí, la migración perfila uno de los grandes temas de la sección internacional.

De la mano de la Argentina donde se desarrolla Tetro, en el Chile de La Vida de los Peces, de Matías Bize, coproducción chileno-francesa, se cuenta una historia de amor rota por aquel extraño ladrón llamado exilio al que la migración revela. Rabiosamente visual, Alemania se convierte en una idea que transversaliza las miradas de los personajes que hablan a través de los peces.


Londres es la ciudad que aparece en un calendario que mira Li Mei, una chica china que apenas ha salido de su pueblo no más allá de ocho kilómetros en la película de la extraordinaria realizadora china Xiaolu Guo, She, a chinese. Y es que la puerta abierta a las vanguardias asiáticas es el otro derrotero de la programación de este festival en su sección Planetario.

Algo ocurre con Asia, Al menos el mundo del cine se está nutriendo con este mundo incógnito del que un buen Wong Kar Way salió dando luces. Así, Mapas de los sonidos de Tokio e Hiroshima, filmes español y uruguayo respectivamente, imaginan cercanías vivenciales de sus protagonistas con el Asia. En el caso de la primera obra, de la catalana Isabel Coixet, Sergi López encarna el personaje de un emprendedor en la ciudad del sol naciente, Preso por un desplazamiento cultural, por haberse involucrado con una mujer japonesa que se suicida de amor, es condenado a muerte y como historia del estribo, vive un romance intenso con una mujer contratada para su ejecución. El cotidiano abyecto de una ciudad, donde enamorarse en un vagón de metro, que puedes alquilar para poder amar la carne de tu amante, se convierte en el preámbulo de una pronosticada despedida. La película uruguaya, por su lado, muestra una ficción de la vida real donde Juan, hermano del realizador Pablo Stoll, es acompañado por la cámara durante todo un día para ayudarnos a entender por qué el título de la canción que canta en un concierto, con su banda, se llama Hiroshima. Apuntes que quizá sean o no, las razones que motivan a los cineastas a habitar mundos intrincados de la psicología del ser humano. Stoll, que después de habernos conmovido con Wisky, su trabajo con Juan Pablo Rebella, se lanza en solitario después de la prematura desaparición de Rebella para volver a él, a quien le dedica el filme. Un ejercicio de lo más atractivo de la muestra Cerolatitud, Como se ha dicho en otras reseñas cinematográficas, Un musical silencioso.


Pero si la migración es un tema central para alguna de las películas que reseñamos, Rabia, del ecuatoriano Sebastián Cordero, nos muestra la historia de migrantes en la metrópoli española. La producción empero, es una participación de tres países, México, Colombia y España y da buena cuenta del crecimiento del realizador, quien vuelve a repetir con la productora de su cinta Crónicas, para un excelente trabajo en la producción actual y un inmejorable Enrique Chediak en la dirección de fotografía.


Otras películas no menos importantes son Contracorriente, Alamar, Mal día para pescar y Hadewijch, la última francesa y las otras latinoamericanas, conformando la marea intensa que es la programación de esta sección del festival.

Una programación donde el mar traza mapas emocionales y se deja ver por el ojo de todos los realizadores del mundo.


*Artículo publicado en la revista Nuestros Rollos, del Festival de Cine CEROLATITUD 2010.

domingo, 10 de octubre de 2010

¿Día de la Raza?

miércoles, 6 de octubre de 2010

ECUADOR. A propósito de la revuelta de los uniformados


invitada: Natalia Sierra

1. Un poco de memoria

Hace menos de un mes el gobierno de Alianza País mandó a la policía y al ejército a reprimir la protesta de los mineros artesanales en el sur del país, esté hecho se sumaba a la larga práctica represiva anti popular que el gobierno de la Revolución Ciudadana viene aplicando en el país, desde que tomó posesión en el 2007. Recordemos lo acontecido en Dayuma en diciembre del 2007 cuando la población fue brutalmente reprimida por la policía y el ejército en respuesta a sus legítimas demandas sociales; o el de Azuay y Loja en diciembre del 2008 y enero del 2009 donde los aparatos represivos del estado nuevamente se lanzaron contra la población campesina e indígena que se opone a la nefasta Ley Minera, la cual atenta contra su vida y la de todos los ecuatorianos; la represión de Mayo del 2010 en Quito y otras ciudades del país en contra de los indígenas, campesinos y ecologistas que rechazaban la Ley de Aguas, la misma que da paso a formas camufladas de privatización; la represión contra los maestros de la UNE en el 2009, en el 2010 contra los estudiantes universitarios que rechazan la Ley de Universidades; las amenazas contra cualquier protesta de los trabajadores públicos en contra de la Ley de Servidores Públicos. Se puede observar con claridad que el gobierno de Alianza País mantiene una continuidad mejorada con la política represiva del Estado ecuatoriano. El ejército y sobre todo la policía siguen jugando su papel histórico, expresado en la Doctrina de Seguridad Nacional, que establecía como función principal, y casi exclusiva, de la institución policial latinoamericana, la represión en contra de la movilización social y popular y de la disidencia política de izquierda. En la Revolución Ciudadana no ha habido cambio alguno en la función policial, institución que ha mantenido su papel represivo en contra de la protesta social, en un contexto político donde además se la ha criminalizado con mucha más fuerza que en gobiernos anteriores. No olvidemos que varios dirigentes populares han sido acusados, y en algunos casos enjuiciados, por “terrorismo, sedición y sabotaje”, política ordenada desde el imperio norteamericano, que se inventó el discurso del terrorismo para justificar las brutales intervenciones militares a pueblos que se resistían a la expansión violenta del capital transnacional. Acordémonos cuando George Bush salió con sus ejércitos invasores a masacrar pueblos en nombre de la defensa de la libertad y la democracia, en contra del “terrorismo”. La defensa de la democracia es el mejor argumento para imponer los intereses del capital sobre la vida humana y la naturaleza. No hay que olvidar que en éste gobierno han sido seriamente atacadas y destruidas conquistas laborales, tanto de los empleados públicos como de los privados, dentro de la mejor versión neoliberal. Que han sido aprobadas leyes anti-populares que atentan, no solo contra el trabajador del campo y de la ciudad, sino contra la naturaleza: como la ley minera, la ley de soberanía alimentaria, la ley de universidades, la ley de servidores públicos, etc. Que este gobierno ha ofendido la dignidad de todos los ecuatorianos con su discurso profundamente racista, con el que ha intentado degradar nuestra matriz cultural andino-indígena. Que ha insultado y ridiculizado a los grupos ecologistas por defender la vida. Que ha traicionado la memoria de todas las generaciones de luchadores populares de la izquierda latinoamericana, usurpando un discurso que lo ha utilizado para encubrir su política antipopular. Que ha impuesto una política autoritaria propia de gobiernos de derecha. Que ha cerrado todos los canales de diálogo y de alianzas con los movimientos sociales organizados.

2. ¿Qué sucedió con la policía?.

Es bueno recordar de dónde y por qué nace el aparto policial. Según lo plantea Michel Foucault, lo que la burguesía debía evitar a toda costa “… era la sedición, el pueblo armado, los obreros en la calle, y la calle al asalto del poder. Y la burguesía reconocía en la plebe no proletarizada, en los plebeyos que rechazaban el estatuto de proletarios o los que estaban excluidos de él, la punta de lanza de la insurrección popular.” (Foucault, 1979:59) En función de éste objetivo se trabajó en separar al pueblo proletarizado del pueblo no proletarizado con tres instrumentos: El ejército, la colonización y la prisión. Agregamos al ejército la policía, instituciones que recogía un importante número de campesino que sobraba en el campo y que no se podía vincular al aparato industrial de la ciudad, los mismos que serán utilizados en contra de los trabajadores. De esta manera se mantuvo y se mantiene una oposición entre el ejército, la policía y los obreros, campesinos e indígenas, que en términos de personas empobrecidas, y no como instituciones, se traduce en una oposición del pueblo contra el pueblo. Esta oposición creada por el poder de la burguesía y administrada por su Estado liberal democrático burgués ha funcionado para mantener el orden social vigente, es decir la explotación del trabajador. Sin embargo, según dice el autor francés, esta oposición, que por lo general funciona de manera rentable para la burguesía, en ocasiones se quiebra cuando los soldados o policías se niegan a actuar o disparar (Ibíd). A esta idea, y desde ella, se puede agregar que la estrategia de la burguesía queda sin efecto, al menos momentáneamente, cuando la tropa de la policía o del ejército, decide hacer un paro por demandas laborales, en su calidad de empleados públicos. Creo que esto ocurrió el jueves 30 de septiembre en el país. Es importante señalar que la población empobrecida que no es cooptada por el ejército o la policía es “absorbida por la prisión y en torno a ella, entre los que van y salen de ella, la burguesía a constituido una barrera ideológica (en relación al crimen, al criminal, al robo, al hampa, a los degenerados, a la sub-humanidad) que en parte está ligada con el racismo.” (Ibíd) Está estrategia del poder divide al pueblo en los “buenos”: respetuosos de la Ley, de la moral, el orden y la democracia y en los “malos”: el pueblo marginal, peligroso inmoral que amenaza a toda la sociedad; de esta manera se consuma la estrategia de poder que fragmenta y divide la lucha popular. El funcionamiento de los aparatos represivos del Estado expresa de forma nítida la lógica de dominación del biopoder, es una clara manifestación de la racionalidad totalitaria del mundo administrado. ¿Qué significa esto? Una forma de dominación política mediante la cual los seres humanos son regulados y sujetados de forma extrema a los mecanismos disciplinarios de control, de la cual resulta la destrucción de la conciencia del individuo, producto de la sobre dominación del superyó. Estamos hablando de la producción de autómatas que obedecen de forma ciega a la autoridad del Padre, llámese institución policial, gobierno o Estado, en la figura caudillista del mando militar o civil. Esta práctica presente en toda la institución estatal y sobre todo en sus aparatos represivos tiene como su doble sombrío, el “padre obsceno”. ¿Qué sucede cuando la autoridad del Padre cae? ¿Qué pasa con esos individuos automatizados que por momentos quedan liberados de la ley a la que deben ciega obediencia, liberados de la voz del superyó que les ordena reprimir al pueblo dentro del marco de la “Ley“, para defender los intereses de los grupos de poder económico y político que les tutelan? ¿Qué pasa cuando la ley cae? Lo evidente, simplemente “enloquecen” y muestran el soporte obsceno de la autoridad legal, ese soporte que el pueblo, a quien la policía reprime, lo conoce de sobra. El comportamiento agresivo de la policía es constitutivo de su función represora, los policías son formados o deformados para ejercer fácticamente la violencia del poder burgués. A lo largo de la historia republicana, el pueblo ecuatoriano y latinoamericano ha sufrido la violencia de los aparatos represivos del Estado. La violencia de la policía ha sido usada para reprimir las protestas sociales, para reprimir todo aquello que pueda representar un peligro para los intereses de la reproducción de la sociedad capitalista. Cuantos dirigentes político-populares del país y del subcontinente, así como personas sencillas, han sido víctimas de persecución, maltrato, tortura y asesinato perpetrados por el aparato policial y militar. La violencia estatal de la policía ha sido asumida como normal, legal y legítima siempre y cuando se trate de defender el orden social vigente. En estos casos, la violencia de la policía es “democrática” e institucionalmente reconocida y aceptada por toda la sociedad “democrática”, que se vuelve cómplice del maltrato y la violencia a la que es sometida la población disidente. La novedad de lo sucedido el jueves 30 de septiembre es que la agresividad policial se volteó y afectó a aquellos que la administran, las víctimas ahora fueron los representantes políticos del estado capitalista, los mismos que sostienen los aparatos represivos. Ahora sí, la violencia de la policía es desquiciada, absurda, irracional; todos los gobiernos democráticos del occidente capitalista se sorprenden, o hipócritamente fingen sorpresa, alzan la voz de protesta y uno se pregunta ¿por qué no se sorprenden, no levantan la voz de protesta cuando el aparato represivo de la policía violenta a los campesinos anti-mineros de todo el continente?, o cundo son reprimidos los pueblos indígenas que defienden la vida frente a la destrucción de la naturaleza, etc. Después de lo acontecido el jueves 30 surge la pregunta ¿qué va a hacer el Estado burgués democrático con su “exceso obsceno”, es decir con su núcleo traumático e irracional en torno al cual se articula la razón democrática? Esta interrogante trae a la memoria figuras como las de Noriega, Sadam Husseim, Osama Bin Laden, los combatientes gringos de Vietnam o Irak, todos estos “excesos obscenos” creados por la política norteamericana que luego tuvieron que ser sacrificados para limpiar a la democracia de su “excremento”. Pero en el caso de los aparatos represivos la cosa es más complicada ¿sé sacrifica a más de treinta mil policías que componen la tropa? ¿Sé depura la policía? ¿Sé cambia los mandos?, ¿Sé suben los sueldos? ¿Sé hacen traslados? ¿Sé declara estado de emergencia y los militares asumen el papel de la policía? ¿Sé les retiran las armas’ ¿Sé busca un chivo expiatorio? Al buen estilo de la política burguesa se puede dividir a los policías entre los policías “buenos” obedientes, “democráticos”, leales al poder hegemónico y el grupo de policías “desadaptados”, como ya se dijo, que se insubordinaron en contra la majestad del poder.Todo esto, y más, se puede hacer, y, de hecho, se está haciendo, pero nada garantiza que los graves conflictos internos que afectan a este aparato estatal y que son inherentes a su naturaleza desaparezcan. Nada evita que los aparatos represivos del Estado siga siendo el exceso obsceno de la democracia.No hay que pasar por alto que la formación y la vida de la policía está llena de “irregularidades” institucionalizadas que contemplan el maltrato, la humillación, la violencia. Zizek sostiene que: “ La vida marcial, por ejemplo, podría ser gobernada tanto por una colección de obscenas reglas no escritas y ritos (golpizas homoeróticas y humillaciones a compañeros más jóvenes) como por reglas oficiales. Esta violenta sexualidad no socava el orden en los cuarteles, su función es un directo soporte libidinal” (Zizek, 1999: 8.). De hecho hay que tomar en cuenta que la formación de la policía implica gozar el cumplimiento de la ley, en otras palabras gozar las prácticas de represión que se ejerce contra la población. ¿¿Cómo se devuelve la dignidad a los policías??

3. Un espectáculo mediático

El gobierno, a través de la cadena nacional del día jueves 30 de septiembre, hizo correr la información, a nivel nacional e internacional, del supuesto golpe de Estado que se llevaba a cabo en contra de su gobierno, orquestado por la derecha opositora del país en contubernio con fuerzas extranjeras. Ante esta afirmación uno tendría que hacerse las siguientes preguntas: ¿Cuál es el interés de dar un golpe de Estado a un gobierno que no afecta los intereses de la mayoría de los grupos de poder económico del país, y menos aún de los intereses económicos del gran capital transnacional, sea de la bandera que sea. ¿Para qué se va a desestabilizar un “régimen democrático “que ha logrado pasar políticas antipopulares, igual o mejor que los gobiernos neoliberales que lo antecedieron?, ¿Cuál sería la razón de parar un proceso que gracias a la usurpación del discurso de la izquierda está intentando liquidar la utopía socialista? ¿Por qué terminar con un gobierno que está empeñado en destruir a las organizaciones sociales y populares del país y que ha cooptado a gran parte de la izquierda? No tiene sentido alguno. La mayoría de los grupos de poder local y la burguesía internacional tienen mucho que agradecer a este gobierno, que lamentablemente ha logrado imponer una línea continuista del modelo económico neoliberal extractivito, con una política de corte autoritario, envuelto en un discurso de izquierda. Esto sin embargo no quiere decir que no hayan aparecido en la revuelta policial intereses de pequeños grupo oligárquicos mafiosos que intentaron aprovechar la situación, pero de ninguna manera se puede hablar de un golpe de Estado preparado por la derecha del país, la cual se encuentra trabajado dentro y con el gobierno actual. Lo que no es posible no mirar y reconocer es la astucia política de Alianza País para capitalizar un hecho eventual. Repasemos los hechosa) El día jueves la tropa de la policía amanece con la decisión de llevar adelante una huelga, en su condición de funcionarios estatales, en contra de la Ley de Servidores Públicos que va a ser impuesta por el Ministerio de la Ley; igual como sucedió con otras leyes antipopulares que se han venido aprobando con la complicidad de la Asamblea Legislativa de mayoría gobiernista. Hay que tomar en cuenta que una huelga de la policía no es lo mismo que una huelga de cualquier otro sector social, por la particularidad del trabajo que realizan su paralización trae muchas consecuencias en torno a la seguridad pública, y sobre todo en lo referente a la defensa de la propiedad, que es lo más sagrado para la democracia liberal. A esto se suma que son empleados que tienen bajo su custodia armamento, lo que hace que su protesta sea extremadamente peligrosa. Por último, no es común que el aparato represivo encargado de controlar la disidencia política de izquierda y la protesta social se ponga a protestar.b) El presidente de la República decide ir a “poner en orden” a la tropa huelguista, cuando eso tenía que hacer el Ministerio del Interior con cualquiera de sus funcionarios, estableciendo una mesa de negociación como se hace en estos casos. No hemos visto al presidente salir cuando los indígenas protestan en contra de la ley de aguas, o cuando los campesinos salen a las calles en contra de la explotación minería y su ley, o cuando los maestros se movilizan en rechazo a la ley de educación, o últimamente cuando los trabajadores públicos protestaban en contra de la misma Ley a la que se oponía la tropa de la policía. Quizás es que los otros sectores sociales no tienen la importancia de la policía, o quizás es que cuando el pueblo sale a protestar el gobierno manda a su aparato represivo policial a reprimirlos y así cree resolver los problemas que su política antipopular provoca. Pero cuando el aparato represivo paraliza ¿a quién se manda a reprimir? ¿Al otro aparato represivo, es decir a la Fuerzas Armadas?? Pero eso es gravísimo para la democracia y la institucionalidad, pues ésta se descubre en su reverso obsceno y el Estado se fractura. c) Con su acostumbrada prepotencia, el presidente va a enfrenta la revuelta policial sin entender la compleja subjetividad del policía, que ya explicamos en las líneas anteriores. La respuesta de los policías sublevados ante el desafío del “Padre” caído es absolutamente previsible. De hecho, es una suerte para todos que, ante el gesto de poner el pecho a las balas, no haya habido una que responda al despropósito presidencial. Y no es que alguien ciertamente haya querido asesinar al presidente, pero en medio del desajuste psicológico del momento podía ocurrir cualquier cosa. Después de la agresión policial al presidente, esté se refugia en el Hospital de la Policía donde es atendido de sus afectaciones médicas, allí recibe la visita de algunos de sus ministros, realiza una rueda de prensa, declara estado de excepción, permanece comunicado con sus más cercanos y sobre todo permanece en el lugar. Eso de ninguna manera son los signos de un secuestro, lo que si hubo es una retención del mandatario que se fue dando mientras el conflicto subía de tono, cosa que se pudo evitar a través de mecanismos de negociación.d) Se declara el estado de excepción, se suspende la trasmisión de los canales privados (excepto la radio La Luna) y queda solamente la información del canal público, que comienza a “relatar” los hechos, que como ya lo dijo Walter Benjamín y Foucault, siempre son construidos por el discurso del poder según sus intereses, de ahí que quien tiene el poder sobre el discurso tiene el poder político. Se habla del golpe de Estado y se moviliza a la población a defender la democracia y la institucionalidad, así como se pide el respaldo internacional para la misma causa. Todo esto sucedía sin que la “sagrada” institucionalidad democrática corra realmente ningún riesgo, tanto los grupos económico en ascenso con este gobierno, como las transnacionales que con el se benefician no van ha permitir que sus sistema político se vea afectado. e) Tanto el canal público como radio La Luna que era la única radio que no había acatado el estado de excepción y la cadena nacional, comenzaron convocar a la población de Quito y del país a defender la democracia en el gobierno de Alianza País y a ir hacia el hospital de la Policía Nacional a rescatar al presidente. Si observamos la composición psicológica particular de los miembros de la Policía Nacional, producto del propio carácter de las instituciones represivas y en las circunstancias en las que se encontraban, se podía producir una tragedia humana de proporciones inimaginables, muchísimo mayor de la que ya se dio con la pérdida de.las vidas humanas que hoy lamentamos. ¿A que mente se le ocurre convocar a la población a enfrentar a una tropa policial que se encuentra acorralada, sabiendo perfectamente que tenía acceso a armas de fuego?f) Al final, después de la denuncia de golpe de Estado que recorrió el planeta y después de la solidaridad incondicional de los democráticos gobiernos del continente incluido el norteamericano con el apoyo de los gobiernos europeos, se “rescata” al presidente con la intervención de los grupos de élite de la policía y el ejército. La democracia revive en el país, el mundo liberal aplaude, y la política económica neoliberal con su leyes funcionales queda intacta, y el justo reclamo de los trabajadores públicos se invisibiliza, como las otras demandas populares.

Aclaraciones necesarias

Cabe aclarar que de ninguna manera estamos frente a lo sucedido en el Chile de Allende, ni siquiera de lo aconteció con Chávez en el 2002, aquí no hubo intento de golpe de Estado ni secuestro, aquí las cosas marchan como tienen que marchar, en atención a los intereses económicos del capital mundial. Si el gobierno de Alianza País fuera realmente un gobierno de izquierda que lucha por las demandas y los intereses de los sectores populares, la derecha nacional e internacional ya hubiese intentado hace rato defenestrarlo, y sería el pueblo organizado quien lo respaldaría porque estaría respaldando a su proyecto revolucionario en contra de la derecha capitalista. Hay que revisar ¿cuáles son las transformaciones reales ha llevado adelante este gobierno que atente contra las estructuras del poder económico del capital? Ninguna, todo lo contrario, se ha fortalecido medidas económicas antipopulares que quieren esconderse detrás de una política populista de subsidios y de una política de desarticulación y desmovilización social.Algo profundo salió el día de la revuelta, el Ecuador de abajo y de adentro, ese pueblo “malo” “inmoral” “deshonesto”, como lo llama la ideología burguesa, aprovechando la ausencia de la policía salió a saquear. Queda en mi mente una solo imagen real, la de aquel niñito de siete años que corría con una pelota entre sus pequeñas manos que había “robado” de uno de los tantos almacenes que fueron saqueados, mientras todos mirábamos las imágenes del héroe de un golpe inexistente


Referencias

Foucault, Michel, La Microfísica del Poder, Ed. La Piqueta, Madrid, 1979.

Slavoj Zizek, "Tu Puedes",Extraído de LRB, Vol.21 N. 6, 18 de marzo de 1999

viernes, 1 de octubre de 2010

Veintitrés Razones de Izquierda


ⓒLuis Herrera

Una reflexión en caliente sobre los sucesos políticos del 30 de septiembre en Ecuador

Invitado: Fernando López Romero
Historiador

1. El lunes la Asamblea Nacional no reunió quórum y el veto de Rafael Correa (RC) a la Ley de Educación Superior, que había sido consensuada en la misma durante semanas, pasó por fuerza de ley. Esta Ley de Educación busca controlar a las universidades, a las públicas y a las privadas pero resulta muy dura para la universidad pública en las siguientes cuestionas: termina con la autonomía académica, conquista alcanzada por el gran movimiento de Córdoba de 1918 liderado por el socialista argentino Deodoro Roca; reduce el cogobierno de estudiantes y trabajadores, otra de las conquistas de la Reforma de Córdova; da al gobierno de turno el control de órgano de acreditación de las universidades.

Este fue un mensaje muy claro sobre los límites de la Asamblea como espacio de consensos políticos y reveló que el poder de decidir lo tiene RC.


2. Desde el martes la tropa y baja oficialidad de la policía comenzó a organizar la sublevación.

3. El detonante fue la aprobación en la Asamblea Nacional de un artículo de la Ley de Servidores públicos en el que se les quitaría una serie de beneficios económicos y se establecían nuevas regulaciones para la jubilación, la más grave la disposición de que una parte de la misma , el 25 % en el caso de los trabajadores entre los 65 y los 70 años se pagaría en bonos, es decir, se entregaría para provecho de la especulación financiera.. . Frente a esto comenzaron a planificarse, para el viernes movilizaciones de trabajadores del sector público.

4. El jueves en la mañana, los policías se tomaron el Regimiento Quito N 1, el N 2, otros cuarteles en el país, hubo cierre de vías en Guayaquil, Quito, la Escolta Legislativa se tomó la sede de la Asamblea Nacional.

5. Un poco más tarde de las 9, de manera imprevista RC llegó acompañado de un a pequeña escolta y de algunos altos funcionarios al Regimiento Quito N 1. Lugar vecino del Hospital de la policía. Durante la mañana habían comenzado a llegar a este lugar otros policías para sumarse al movimiento.

6. En la puerta del Regimiento, RC tuvo ya un altercado con la mujer de uno de los policías. (Familiares de los policías y policías en servicio pasivo se encontraban ya en el lugar).

7. Uno de los elementos más sensibles para estas personas es la percepción, estimulada por los grandes medios y la derecha, acerca del que en el tema de seguridad los policías tienen menos derechos que los delincuentes. Los policías consideran que las ventajas salariales son una forma de compensación frente a los riesgos que tienen que enfrentar en el desempeño de su trabajo.

8. RC salió a una ventana para dirigirse a los policías. Comenzó reclamándoles su ingratitud cuando dijo que ningún gobierno ha tratado mejor que el suyo a la policía, lo que es cierto. En ese momento, cuando habló de los salarios e alzados uno de los policías le dijo que esa alza había sido en el Gobierno de Lucio. Correa replico y el ambiente fue calentándose hasta que Correa dijo que estaba listo "a que le maten", como todos hemos visto, y dijo que no cedería.

9. Cuando quiso retirarse fue increpado, rodeado y maltratado por la gente. Hubo gases, botellazos, forcejeos, empellones, gritos.

.

10. En este momento, al no poder acceder al helipuerto del cuartel, saltó el muro ayudado por sus colaboradores y pasó al hospital de la Policía para ser atendido de la rodilla y de la presión arterial.

11. Es allí cuando fue retenido por los policías pero en las siguientes condiciones: nunca perdió el contacto con el Alto Mando Militar, a tal punto que estuvo al tanto del operativo militar para rescatarle y dio la orden final para el mismo; mantuvo contacto con los colaboradores cercanos ni la prensa gubernamental (no le requisaron el teléfono ni le aislaron); recibió a tres comisiones de los sublevados y durante varias horas les explicó la Ley, motivo de la sublevación; desde allí hizo el llamado a sus partidarios diciéndoles que se encontraba secuestrado, para que movilicen hacia el Palacio de Gobierno y para que le rescaten del hospital. Secuestradores , por decir lo menos, totalmente ineptos lo que revela que no hubo preparación del hecho.

12. En horas de la mañana, asambleas en los cuarteles del ejército de soldados, suboficiales y oficiales de baja graduación analizó la situación y solo después de que decidieron apoyar a Correa pero exigir que la Ley no les afecte se pronunció el Comando Conjunto. Es posible entonces colegir, que no hubo oficiales del ejército implicados previamente en la sublevación. No se prepara de esta manera un golpe de estado sin implicación de por lo menos u una parte de la oficialidad.

13. En la tarde la situación se fue complicando en la zona del Regimiento y del Hospital. La versión al mundo hablaba de un secuestro de Correa, que no estuvo en la planificación previa de los sublevados, y que se dio como consecuencia lógica del desarrollo de unos acontecimientos a los que el propio Correa contribuyó con su error al ir al cuartel, a la boca del lobo, y con su actitud provocadora al dirigirse de inmediato a la tropa sin haberse reunido previamente ni con la oficialidad ni con delegados de los sublevados.

14. Sin respaldo social, el movimiento en la tarde fue debilitándose y concentrándose solo en torno a la retención de RC y al Cuartel centro de la sublevación.

15. En ningún momento los sublevados tuvieron un operativo para controlar centros de comunicaciones. Desde la una de la tarde el gobierno dictó la situación de excepción y controló los medios. Solo cerca de las seis de las tarde un grupo de manifestantes irrumpió, sin tomarse, en las instalaciones de la radio y la TV publica en donde que fueron entrevistados por los periodistas oficiales quienes nunca perdieron el control.

16. en horas de la noche, ante su aislamiento, las negativas del gobierno para ceder y más bien las amenazas de represalias la situación se complicó en el hospital. El operativo militar se produjo en medio de disparos con un saldo de muertos y heridos que hasta este momento es desconocido. La capacidad de fuego de los sublevados, que no tomaron el parque de armas del cuartel, era muy reducida. Al final, los militares sacaron a RC del hospital, dirigiéndose este a un acto con sus partidarios, organizado desde horas de la tarde en la Plaza del palacio de Gobierno.

17. Lucio Gutiérrez, desde Brasil, cuestionó a Correa y dijo que este era el comienzo del fin. Todos los demás representantes de la derecha apoyaron, públicamente, o con su silencio a RC, siendo el pronunciamiento más importante el de Jaime Nebot, alcalde de Guayaquil.

18. Los sectores empresariales y los medios de comunicación apoyaron a RC.

19. Todas las funciones del Estado, y los gobiernos seccionales apoyaron a RC.

20. La mayorïa de organizaciones sociales apoyaron a Correa de manera incondicional y se sumaron a la tesis de que habia que rechazar al golpe de Estado de la derecha, llegando incluso a compararlo con lo de Honduras o con los golpes del Cono Sur.

21. El MPD (sectores estudiantiles y de maestros) se sumaron parcial y brevemente al movimiento intentando obtener réditos, pero fueron rechazados por los propios sublevaos en Quito, Guayaquil, Latacunga.

22. Dos organizaciones de izquierda se pronunciaron por la renuncia de RC, cometiendo un grave error político: Pachakutic y el Polo Democrático, esta última organización tiene influencia en algunos sindicatos del sector público.

23. La CONAIE emitió un comunicado en el que se expresó la visión de su dirigencia histórica de mantener su autonomía y demandas como movimiento, no apoyar la sublevación y exigir al gobierno rectificaciones, posición que expresaron también otros sectores como el de Gustavo Larrea, la Universidad Central del Ecuador, etc.

Hay algunas preguntas que hacerse:

¿Si el gobierno sabía sobre el peligro de un golpe de Estado, por qué RC fue a meterse en sin mayor resguardo, casi indefenso, en el epicentro del movimiento? ¿Por que los aparatos de seguridad leales no tomaron ninguna medida preventiva como capturar a implicados, desbaratar sus líneas de comunicaciones, asegurar el control de lugares estratégicos?

¿Es posible que cosas como estas hayan estado planificadas y que fallaran? descarto esta posibilidad. Es posible que el gobierno construya esta versión de la conspiración en las próximas semanas, pero eso es parte de la lucha política.

¿Por qué los golpistas denunciados, no tuvieron ninguna estructura militar, política ni social de apoyo, lo que redujo la fuerza de la sublevación?

¿Se trata de la primera sublevación en Ecuador de policías por cuestiones salariales? Claro que no, hay una vieja cultura política en este sentido.

¿Cual es la responsabilidad del propio RC en el agravamiento de la sublevación?

¿Un golpe de Estado sin la Embajada Norteamericana dirigiendo la orquesta? Eso fue en Honduras, no lo veo aquí por ninguna parte.

Creemos que es necesario discutir, con toda la seriedad política estas cuestiones. No es posible caer en el impresionismo.

La tesis de un golpe de Estado favorece al gobierno de Correa. En el futuro, toda lucha social, además de ser criminalizada podrá ser acusada de "golpista" y de contrarevolucionaria.

Por mi parte, descarto la idea de que se trató de un golpe de estado, a la luz de los hechos que he relatado. Por lo menos en mi formación política y conocimiento histórico, no tengo memoria de algo así. Creo que se trató de una sublevación sin un mando solido y definido; no niego la presencia de militantes o simpatizantes de Sociedad Patriótica. Esta sublevación devino en una retención-secuestro por el propio desarrollo de los acontecimientos.


No quiere decir que no hayan sectores que quisieran echar abajo a Correa ya y como sea; pero hay que medir la situación concreta más allá de los deseos de algún sector de ultraderecha, de la propaganda gubernamental y de la tradicional paranoia izquierdista.

Rafael Correa ha salido por el momento fortalecido y no hay a la vista rectificaciones en su línea contra los sectores populares organizados, en favor de la minería a gran escala. Su autoritarismo crecerá, mucho más si se le sigue dando un cheque en blanco, ahora en nombre de defender "el estado de derecho".

Por supuesto, esto último parte de un análisis de la situación distinto al de la izquierda sometida a RC, encantada con las políticas sociales dictadas por el Banco Mundial, a las que califican de reformismo al que habría que apoyar.