viernes, 23 de enero de 2009

rhio





1 comentario:

Antonio dijo...

Uno de esos momentos perfectos, recuerdo cómo jugabas con tu cámara...